Valle de Ridolaina

 

Recorrido fácil por el valle de Ridolaina, encabezado y presidido por el Comabona que estará omnipresente en todo el itinerario. Lugar con mucha vegetación de ribera y de otros árboles de hoja caduca que hacen que el otoño sea ¡todo un espectáculo!

 

Salimos de Cal Trisca hacia la derecha siguiendo la pista en dirección Oeste y cruzamos el plano de Nas (marcas de PR, blancas y amarillas, del Camí dels Segadors) hasta el Cap del Serrat donde encontraremos una caseta de hormigón. Detrás de la caseta, y mirando al valle de Ridolaina, arranca un camino pedregoso que, en fuerte bajada, nos lleva al fondo del valle.

 

ridolaina 1

 

Al llegar al fondo del valle encontramos una pista pedregosa que seguimos hacia la izquierda y, al momento, cruzamos el torrente de Ridolaina. Acto seguido, seguimos la pista que sube paralela al río hacia el interior del valle (no coger la pista que tiene una valla blanca y verde y que sube en dirección contraria).

La pista que seguimos sube fuerte hasta llegar a una valla de madera.

 

ridolaina 2

 

A poca distancia pasamos por delante del portal de la casa de la Molina.

 

ridolaina 3

 

Continuamos planeando por la pista herbosa. Al cabo de unos 200 m encontramos una zona que suele estar embarrada y en donde veremos un tronco grande, situado justo antes de entrar en un prado y en medio de una bifurcación poco evidente.

 

Ridolaina 4

 

Atención: En este punto cogeremos el camino que, por la derecha, cruza el prado manteniendo la misma altura (no cogeremos la pista que por la izquierda baja hacia el torrente).

La pista herbosa que seguimos atraviesa una zona de prados y, enseguida, hace una fuerte y corta subida que desemboca en un claro cambio de pendiente. Tenemos el Comabona como trasfondo.

 

ridolaina 5

 

Atención en este punto. Justo en el cambio de pendiente hemos de abandonar esta pista y coger otra por la derecha, desdibujada en un principio pero que enseguida transcurre paralela y encima de una reguera (sin agua). Más adelante, la pista abandona la reguera y empieza a subir decididamente.

Atención en este punto. Después de un rato de subida, la pista hace una curva a la derecha y, a nuestra izquierda, un tronco grande y caído atraviesa y valla el paso a otra pista más plana que sigue recta por el exterior de la curva. Saltaremos el tronco (no seguiremos la doble curva derecha/izquierda en fuerte subida que sigue hacia la derecha).

A pocos metros llegamos a un claro, atravesamos el pequeño prado siguiendo la misma dirección que llevamos y reencontraremos el camino.

 

Ridolaina 6

 

Seguimos el caminito y enseguida llegamos a otro prado más grande rodeado de espectaculares árboles que lo adornan.

 

Ridolaina 7

FOTO DE PASO

 

Lo atravesamos en diagonal de bajada y tomamos el camino bien dibujado entre una hilera de abedules y reseguido por una alambrada.

 

Ridolaina 8

 

No muy lejos, el camino pasa al lado de unos fresnos y llega a otro prado. Lo subiremos hasta arriba, resiguiéndolo por su lado derecho.

En la parte superior del prado encontramos una pista forestal que sirve para acceder a la canalización de la reguera (veremos parte de la canalización). Giramos a la izquierda unos 20 m y enseguida giramos hacia la derecha por una pista que hace subida (no continuaremos la pista que sigue la canalización de la reguera).

 

Ridolaina 9

 

Subimos y llegamos a un punto donde encontramos un prado ancho a la derecha. Giraremos a buscar el prado (no seguiremos la misma pista por donde veníamos y que continua hacia la izquierda).

 

Ridolaina 10

 

Lo atravesamos. Al final del prado veremos que sale una pista forestal. La seguimos subiendo hacia la izquierda. Llegamos a una zona más abierta salpicada de rosales silvestres.

A partir de aquí la pista se va definiendo cada vez más. La seguiremos sin problemas. Pasamos al lado de las ruinas de la casa de Sant Romà y de un gran bebedero, justo antes de llegar a la pista principal que viene de Montellà (cerrada al tránsito).

 

Ridolaina 11

 

Cuando llegamos a esta pista principal, giramos a la izquierda en dirección al fondo del valle (no seguiremos recto puesto que llegaríamos a Montellà).

Más adelante, en el cambio de pendiente, veremos las ruinas del castillo de Sant Romà.

 

ridolaina 12

 

Seguimos la pista del valle, cortada en un punto por una valla de madera (los ganaderos de la zona la utilizan para tener el ganado controlado). Pasamos la valla y seguimos por la pista forestal.

 

Ridolaina 13

 

Cerca del fondo del valle encontraremos una bifurcación y señales del PR del Camí dels Segadors.

 

ridolaina 14

 

Atención en este punto. Cogeremos la pista más plana de la izquierda y, sin problemas, seguiremos las marcas del PR del Camí dels Segadors que llevan al pueblo de Nas.

 

ridolaina 15

 

Pasaremos por el torrente de Les Eres, el torrente del Abeurador, la zona de “La Mala Tierra” y al lado del Cortal de l’Oriol con su gran abrevadero.

 

ridolaina 16

 

Pasado este punto, seguimos la pista y no hacemos caso de las marcas del PR.

 

ridolaina 17

 

 

Pasamos al lado de otro bebedero, el de la Font Tosca, y más adelante, en una curva muy ancha a la izquierda, buscamos el camino viejo que sale por la derecha. Lo cogemos. Este sendero desemboca de nuevo en la pista forestal, muy cerca de un paso canadiense. Lo cruzamos y reencontramos las marcas del PR que atraviesan un pequeño collado y llegan hasta Nas.

 

Tiempo total: 4 h.

 

C a l T r i s c a - Carrer Major, 14 - 25721 - Nas -Bellver de Cerdanya - N 42.348716' E 01.743585 - Tel. 628 56 84 77